THREE SKETCHES FOR WIND ENSEMBLE

Año de composición: 2014


Obra encargada por Hong Kong Band Directors Association
 

Duración: 7′ aprox
Dificultad: 4
Instrumentación: Banda Sinfónica 
(Ver detalles)  


Movimientos
I. Spiritoso 
II. Lento e rubato
III. Con fuoco  


Estreno
Martes 9 de septiembre de 2014

Hong Kong City Hall Concert Hall (Hong Kong)
Hong Kong Band Directors Wind Orchestra

Luis Serrano Alarcón, director

 

COMPRAR

Haga click en la imagen para ver la partitura

 

Escrita por encargo de Hong Kong Band Directors Association, Three Sketches for Wind Ensemble (Tres bocetos para banda sinfónica) es una pieza en la que el compositor, mediante trazos modales y una paleta tímbrica escueta pero minuciosamente combinada, ha pretendido construir un discurso musical de concisión expositiva y sencillez formal.

El primer movimiento, Spiritoso, comienza con un juego de ecos protagonizado por dos cajas a las que se une el timbal. Tras esta introducción encontramos una primera sección temática a cargo de los metales y una segunda en la que un tema secundario, derivado del primero, es presentado por el saxo tenor e imitado a continuación por el saxo alto. Una nueva aparición del primer tema conduce a un brillante tutti y tras él, una breve coda en la que, sutilmente, el movimiento es concluido con el ritmo que inicialmente habían presentado las cajas.

El Lento e rubato, es un movimiento de carácter expresivo y forma ternaria. En él, la importancia de los solistas es especialmente relevante, sobre todo del fagot que presenta el continuo sobre el que el oboe construye el tema inicial, y el saxo soprano, protagonista de la sección central. Tras una reexposición del primer tema, el movimiento acaba con una coda en la que el oboe y el fagot conducen una melodía dórica hasta un acorde perfecto mayor, con el que los saxos cierran el movimiento.

El tercer movimiento, Con fuoco, es una danza escrita también en forma ternaria. Tras una contundente introducción, caracterizada por la energía disonante inducida por los intervalos de semitono, aparece un primer tema a cargo del flautín con el único acompañamiento de la percusión. El tratamiento modal del tema, con la presencia habitual de segundas aumentadas, así como la textura empleada, dotan a la sección de claras reminiscencias árabes. La sección central es claramente contrastante con la anterior: sobre un tempo ligeramente más lento, las láminas crean un ostinato etéreo sobre el que aparece un nuevo tema, primero a cargo del fagot e imitado por el oboe y, posteriormente, interpretado por el trombón e imitado por el flautín. Este tema se caracteriza por pequeños vaivenes del tempo que potencian su carácter humorístico. Tras un acelerando encontramos la reexposición de la primera sección y una brillante coda con la que, definitivamente, concluye la obra.